Guion para Sketch

Descripción:

Guion literario para Sketch “un dia en la iglesia” para Productora de contenidos religiosos.
Al sketch se le quiere dar un tono cómico pero finalizar con un mensaje positivo.

Propuesta

Un sketch es una escena, generalmente humorística, que dura entre uno y diez minutos aproximadamente

Guión para teatro de 20 minutos
2,000 equivalente a 16 minutos de voz
Entrega 7 días

Antecedentes

Escribo obras de teatro como ánimas tras el Altar, el purgatorio en día de Muertos

También soy el autor de misiondeamor.com.mx

Algún ejemplo misiondeamor.com.mx/mision/inspiraciones/como-vivir-la-santa-misa/

Justificación

¿Cómo no estar presentes cuando Cristo se encarna en la Sagrada Misa? ¿Cómo no visitarlo, si está presente en el sagrario, preso del Amor que nos tiene? Es la puerta, la guía y la respuesta del Amor. Dios es Amor. Y un buen lugar para iniciar el camino, la verdad y la vida que viene del Amor es asistir al Templo cuando la asamblea de la iglesia se reúne a recibirlo, en cuerpo, alma y divinidad.
No hay mejor lugar para sentarse a pensar, meditar y resolver los conflictos y las adversidades que en la iglesia. Es un lugar de paz, donde está la fuente de la paz. Ahí está presente el Señor. Hay testimonios de conversión como Hermann Cohen, fundador de la adoración nocturna, de cuna hebrea, concertista famoso y unánimemente elogiado, conoció a fondo los ambientes más refinados de París, Ginebra, Hamburgo, Venecia. En los que brillaban con luz propia las figuras del recién nacido Romanticismo. En ellos, alternó con Victor Hugo, Alfred de Vigny, Alfred de Musset y, entre los músicos, con el insuperable Frédéric Chopin.
En mayo de 1847, cuando Cohen contaba veintiséis años, su amigo el príncipe de la Moscowa le pidió muy encarecidamente que le sustituyera en la dirección de un coro de aficionados que había de actuar en la iglesia de Santa Valeria, dentro de los cultos del mes de María. Hermann Cohen consideró que no podía negarse y acudió puntualmente al templo. Aquél fue su Camino de Damasco. Cuando, en el momento final del acto, el sacerdote dio la bendición con el Santísimo, experimentó “una extraña emoción, como remordimientos, por tomar parte en la bendición … Sin embargo, la emoción era grata y fuerte, y sentía un alivio desconocido.”
Lo mismo ocurrió con San Francisco de Asis, en San Damiano. O San Pascual Bailón, patrono de los Congresos Eucarísticos y de la Adoración Nocturna. Que desde la cocina contemplaba al Señor. En su velación como difunto, dicen que su cuerpo derramó una lágrima, cuando replicaban las campanas del pueblo, al momento de la consagración. O el mismo papá Francisco, que 20 minutos estuvo meditando y contemplativo frente a la imagen de la virgen de Guadalupe.

Les comparto una de mis experiencias: 
Una noche de jueves Santo, mientras guiaba un retiro de jóvenes, decidimos quedarnos a velar el monumento. Uno de ellos había abandonado el retiro horas antes y se fue a tomar cervezas con algunos amigos…. Regresó para decirme que ya no seguiría, lo invité a pasar al templo. Traía una cerveza en la mano y sintió pena. Le comenté que el Señor estaba con él . No te abandonó aunque tu te hubieras alejado. Entonces le pregunté. Hoy hubo una representación de la última cena en el espacio izquierdo de la iglesia. El templo tiene el sagrario vacío y en a la derecha está un espacio para adorar el monumento. ¿en cual de los tres espacios, sientes que esté lleno de paz? Se paro en cada uno de los espacios y señaló el templete donde estaba el monumento.
¿te quedarías está noche velando, en lugar de estar con tus amigos tomando? ¿sólo para ver que pasa? así te presento a mi amigo. – Respondió: “Me parece bien, es algo que nunca he hecho. Yo llegué porque mi abuela me lo pidió. En Estados Unidos me han bautizado en otras iglesias, pero no siento nada especial. Ya que estoy aquí, quiero experimentar que se siente, pero no me pongan a rezar, que no se ni cómo.
Le dije: “Sólo quédate presente y si quieres, lees la guía”
Al Amanecer traía una sonrisa y una energía arrolladora. Sólo me comentó: “ Me quedo, sigo en el retiro”
A partir de ese momento se entregó a transformar el día en un día de plenitud, sin esperar reconocimiento o aprobación. Encontró un tesoro escondido en su corazón.

Sinopsis de obra de teatro de mi autoría:
Tres historias de amor recreando el ambiente propio de Día de Muertos.
Se prepara un altar siguiendo toda la tradición popular
Un orador dedica sus palabras, brevemente, en memoria de personajes significativos para la comunidad.
Un segundo nos explica el valor de recordar en nuestros seres queridos, nuestras raíces
Un tercero no explica la tradición de los altares de muertos y junto con los anfitriones.

Invitan a que el público deposite en el altar, sus ofrendas personales.  El momento está acompañado por un cantante que tiene su propia historia. Acto seguido tres ánimas son atraídas para gozar de la ofrenda de los mortales. Una de ellas desciende de la luz, para acompañar a su esposa al cielo, una indígena todavía mortal, que dejará su cuerpo.

Esta ánima da testimonio de la máxima expresión del espíritu y comparte con otras dos ánimas los beneficios directos del significado del altar en su espíritu. Este testimonio de amor contrasta con la penumbra eterna

y conlleva a los personajes a buscar desesperadamente desde el purgatorio el descanso en paz, brillando en ellos la luz eterna.

 

 

Deja un comentario